Popcorn

No me digas osito: China prohíbe el estreno de la película Christopher Robin

Tiempo de lectura: 3 minutos

Una insólita noticia ha llegado a la redacción del Daily Planet y ha provocado decepción, asombro y risas casi en partes iguales entre los miembros. Resulta ser que el gobierno de China ha decidido cancelar el estreno de la película Christopher Robin, basada en los libros de Winnie-the-Pooh, del autor A.A Milne.

No obstante, lo curioso de la noticia no está en el hecho de que los habitantes de dicho país no puedan disfrutar de los adorables animales de peluche del Bosque de los Cien Acres, sino en las posibles razones que han llevado a su cancelación.

Aunque oficialmente no se han brindado razones para llegar a tal decisión, muchas organizaciones consideran que se trata una campaña de censura contra el adorable osito Winnie the Pooh.

Pero, ¿cuáles son las posibles razones detrás de la censura? Primeramente, existe una razón que tiene que ver con que las autoridades chinas solo dan permiso para que se proyecten 34 películas extranjeras al año en sus cines, lo cual solo deja espacio para verdaderos éxitos de taquilla.

Sin embargo, la razón de que Christopher Robin no alcance las salas de cine en ese país asiático puede estar relacionada con una campaña premeditada de bloquear las imágenes de Winnie the Pooh después de que se comenzara a comparar al presidente chino, Xi Jinping, con el reconocido osito, cuestión que no tiene contentas a las autoridades del país, que ven estas comparaciones como “serios esfuerzos por socavar la diginidad de la oficina presidencial y el propio Xi, como ha apuntado la empresa de análisis político Global Risk Insights.

Al parecer, las comparaciones entre el Sr. Jinping y el osito Pooh comenzaron a darse desde el 2013, año en que la publicación de una foto de Xi caminando con el entonces presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, fue objeto de bromas al compararse a una de Winnie y Tigger.

La comparación de Winnie y sus amigos y el presidente Jianping no paró ahí: al año siguiente fue un apretón de manos con el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, el que se hizo popular al ser comparado con una imagen similar del amistoso osito con su amigo Ígor. Por estas razones, no es de extrañar que en el 2015 la foto más censurada de China fuera un meme que comparaba a una imagen de Xi en un desfile militar junto a otra de Winnie en un carrito de juguete. Dicha broma, según la herramienta Weiboscope, fue compartida más de 65.000 veces en 70 minutos, antes de ser eliminada de la red social china Weibo.

No es de extrañar que después de dichos chascarrillos los censores chinos comenzaran a bloquear todo el contenido que hiciera mención al inocente oso, lo que lleva a pensar que esta sea la razón de que la película Christopher Robin, no vaya a ser vista en los cines chinos, provocando quizá tristeza ante los seguidores del universo de Winnie the Pooh o incluso de los bromistas que esperaban sacar nuevos memes del filme.

comentarios

Categorias
PopcornTe Gusta