Nuestro Planeta

Se cumplen 100 días de crisis en Nicaragua

Tiempo de lectura: 2 minutos

Todo empezó un 18 de abril cuando el gobierno de  Daniel Ortega anunció reformas al sistema de seguridad social. Dentro de las modificaciones, se estableció que los jubilados sufrirían de una reducción en su pensión y que tanto empleados como empleadores deberían pagar más en en las cargas sociales.

Ante esta situación, se comenzaron a dar protestas en Managua que rápidamente se expandieron a León, Granada, Masaya y así consecutivamente en todo Nicaragua. Pero conforme aumentaron los manifestantes, también lo hizo la represión de Ortega.

Hoy se cumplen 100 días desde que inició el conflicto que parece lejos de terminar. El pueblo ya no solo pide la modificación del sistema de seguridad social, sino también exige la salida de Ortega y Rosario Murillo del poder.

La violencia también escaló rápidamente. Hasta el momento son 350 personas las que perdieron la vida durante las protestas. También, son cientos los que se encuentran desaparecidos o secuestrados por grupos simpatizantes del gobierno.

Según informan medios internacionales, La Policía Nacional y los grupos paramilitares ingresan a comunidades del país, donde se encuentran barricadas,   para atacar  a los manifestantes en los llamados “operativos de limpieza”.

Por su parte, Ortega atribuye la violencia a grupos paramilitares que están en contra del gobierno y dice que no dejará su puesto hasta el 2021, cuando termine, supuestamente, su mandato.  El mandatario agregó que su salida podría “complicar más las cosas“ en el país.

Como si fuera poco, Ortega arremetió contra los obispos nicaragüenses, tildándolos de golpistas y desacreditándolos como mediadores de diálogo. ¿La razón? Los sacerdotes abrieron las puertas de sus parroquias para atender a los heridos y han realizado procesiones para que se frenen los ataques.

La situación es gris. En un informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humano se denunciaron “detenciones ilegales y arbitrarias, prácticas de tortura, tratos crueles, inhumanos y degradantes; censura y ataques contra la prensa; y otras forma de amedrentamiento”.

Estamos con ustedes, hermanos nicaragüenses.

comentarios

Categorias
Nuestro PlanetaTiquicia