Home

Daniel Ortega: La tiranía de un Súper Villano

Tiempo de lectura: 3 minutos

No hace falta defender por qué escogimos al infame Daniel Ortega como el Súper Villano de la Semana, con cientos de jóvenes muertos a sus espaldas, este martes evidenció una vez más su magalomanía y afirmó que no dejará el Poder, a pesar del grito que lo exige del pueblo nicaragüense.

 “Yo no he manifestado que hay que adelantar elecciones. Más bien, adelantar elecciones crearía inestabilidad e inseguridad, peor aún en estas condiciones”, dijo este martes. En su cabeza, seguirá hasta el 2022 como presidente.

Desde hace tres meses que iniciaron las protestas, emanadas del descontento popular por la reducción en el monto de las pensiones y la subida en la edad de jubilación, se registran 350 muertos, en su mayoría, por disparos en la cabeza y el pecho, informó el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

Sin embargo, eso no amedrenta a miles de jóvenes nicas que día tras días enfrentan a las fuerzas policiales y paramilitares al servicio de Ortega y su esposa, Rosario Murillo, vicepresidenta del hermano país.

No cabe duda que el pueblo pinolero está harto de la permanencia de los Ortega-Murillo en el poder, quienes tuvieron la desfachatez de repetir que ellos son los libertadores de Nicaragua el 19 de julio anterior, en la “celebración” del aniversario de la caída de Anastasio Somoza hijo.

La pareja afirma que todas estas protestas y “ola de violencia”, responden a intereses norteamericanos de desestabilizar el orden Nicaragua y así, debilitar el socialismo del siglo xxi. Alegan que los paramilitares son financiados por los gringos y que la policía no dispara a civiles.

No obstante, es tan evidente la mentira, que los propios paramilitares, un grupo de también jóvenes fieles al régimen al los que se les dio toda clase de armas, salen constantemente ante las cámaras con símbolos del FSLN (Frente Sandinista de Liberación Nacional), extinto ejército que se convirtió en el brazo político de Ortega.

“Lo que hemos venido hacer aquí es a restablecer el orden y ayudar a la gente a que recupere su libertad”, comentò un veinteañero paramilitar a BBC Mundo, mientras cubría su cara con un pañuelo rojinegro.

Pocos son los de la vieja guardia de los que se hacían llamar “sandinistas” y que siguen a favor de Ortega. Los verdaderos, como el músico Carlos Megía Godoy o el exclérigo y poeta Ernesto Cardenal, ambos, de los primeros en defender la Revolución a final de los 70, ambos, de los primeros en criticar esta nueva dictadura.

Como ellos, gente de a pie, intelectuales, empresarios, artistas, jóvenes y viejos. Cientos de miles, no dejarán que los  Ortega y Murillo sigan matando gente hasta el 2022, como es su intención.

 

comentarios

Categorias
HomeSupervillano de la semana