Supervillano de la semana

Supervillanos de la semana: Tratantes de personas

Tiempo de lectura: 3 minutos

Esta semana decidimos que no eligiríamos a un único supervillano, sino a miles. Resulta que hoy, 30 de julio, se conmemora el Día Mundial contra la Trata de Personas, uno de los delitos más atroces que existen en la actualidad. ¿Y por qué existe este delito? Fácil, porque hay miles de pseudo humanos que amordazan a personas inocentes hasta convertirlas en esclavas para que otros, igual de perversos, las puedan someter a violencia sexual, trabajo forzado, entre otras cosas.

Estos seres despreciables, que acaban con los sueños de MILLONES, son nuestros supervillanos de la semana, tanto tratantes como “consumidores”.

Para entender la situación empecemos por lo básico, ¿qué es la trata de personas?

Según la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc por sus siglas en inglés), se refiere a la captación, traslado y recepción de personas contra su voluntad con fines de explotación que pueden incluir, como mínimo, explotación sexual, los trabajos o servicios forzados, la esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos.

Muchos de estos actos, como la mendicidad forzada (personas que piden dinero en las calles contra su voluntad) ocurren en plena luz del día sin que nadie se de cuenta.

Foto cortesía de Unodc

No se trata un crimen “poco frecuente”. Unodc  estima que 2,5 millones de personas son víctimas de la trata en el mundo. Sin embargo, se calcula que por cada víctima de trata identificada existen 20 más sin identificar, es decir, la cifra podría alcanzar los 50 millones.

La razón por la que tantas personas caen víctimas de esta forma de explotación es por que la  trata es el segundo negocio clandestino más redituable del mundo, según Naciones Unidas.  El macabro negocio deja réditos de  36 mil millones de dólares anuales, siendo incluso más lucrativo que el tráfico ilegal de armas.

¿Cómo ha cambiado la trata en los últimos 15 años?

Si bien es cierto que la mayoría de las víctimas detectadas son todavía las mujeres y niñas, los niños y los hombres ahora componen acciones más grandes del número total de víctimas que lo hicieron hace 15 años. Por ejemplo, en 2014 los niños representaron el 28% de las víctimas detectadas, y hombres 21%.

Cuatro de cada 10 víctimas detectadas entre 2012 y 2014 fueron traficados para trabajos forzados, y de estas víctimas, el 63% eran hombres.

También, aumentó los casos de tráfico domésticos, es decir, que se dan dentro del mismo país, lo cual indica que la comprensión común de el crimen de tráfico ha evolucionado, según Unodc.

“Hace una década, el tráfico se pensó que involucraba principalmente a mujeres traficadas desde lejos en un país opulento para la explotación sexual. Hoy, los practicantes de justicia criminal son más conscientes de la diversidad entre delincuentes, víctimas, formas de explotación y flujos de trata de personas, y las estadísticas pueden reflejar esta mayor conciencia”, Undoc.

Los tratantes y “consumidores” seguirán aprovechándose de las víctimas mientras el problema se siga invisibilizando. Es nuestro trabajo, como miembros de la sociedad, alzar la voz contra esta terrible forma de violencia  y no hacernos los de la vista gorda ante el infortunio de 50 millones de personas. No seamos parte del problema, si ven algo sospechoso, DENUNCIA. Puede que salves una vida.

 

 

comentarios

Categorias
Supervillano de la semana