Belleza & Salud

Thermi Va: el nuevo método de rejuvenecimiento vaginal no invasivo

Tiempo de lectura: 3 minutos

¡Ay chiquillas! Ser mujer es hermoso pero a veces puede ser complicado. Con el paso del tiempo, es normal que comencés a notar cambios en su zona íntima y podés llegar a sentirte inconforme con tu vagina, ya sea que carece de lubricación o elasticidad, por lo que los orgasmos disminuyen.

Estas inseguridades se traducen en problemas de autoestima, baja de lívido y dificultades en la vida amorosa, pero, no temás.

Un método efectivo y novedoso , llamado Thermi Va, promete que vas a recuperar tus orgasmos.  El procedimiento  utiliza una tecnología que recién llegada a Costa Rica.

Según explicó el cirujano plástico, Christian Rivera, el procedimiento no es invasivo ni incapacitante. De hecho, la paciente puede tener relaciones sexuales el mismo día en que se aplicó el tratamiento.

“La tecnología utiliza como fuente de energía la radiofrecuencia, la cual a través de un dispositivo que tiene en el extremo una placa metálica, logra transferir esa energía a los tejidos de la paciente. Estos sufren un proceso de elevación térmica cercano a los 45 grados, lo cual de forma progresiva genera una contracción circunferencial del tejido de la vagina, generando aspectos clínicos positivos”, explicó Rivera.

 

El proceso trae una serie de ventajas a la paciente. En primer lugar se disminuye el diámetro de la vagina. Esto aumentaría la fricción durante las relaciones sexuales, resultando en mayor cantidad de orgasmos.

 

“Esto es principalmente importante en aquellas mujeres quienes producto de partos vaginales han perdido elasticidad a nivel de la vagina”, comentó el médico.

 

Además, el procedimiento ayuda a elevar el piso pélvico, principalmente la vejiga.  De tal forma, aquellas pacientes que tienen pérdidas de orina mínimas cuando estornudan o corren, mostrarían una mejoría significativa con el tratamiento.

No obstante, el procedimiento no ayudaría a aquellas mujeres que sufren de incontinencia, pues ese es un problema clínico más profundo que debe ser tratado por un ginecólogo.

 

“Aquí solo se trata algo que está dentro del rango estético de la vagina porque mejora lo que es el elemento externo porque los labios mayores se retraen y tiene que ver con parte funcional básica”, agregó Rivera.

 

Otro punto importante es que para aquellas mujeres que son postmenopáusicas, el estimulo de la radiofrecuencia a nivel del canal vaginal aumenta la hidratación.

El procedimiento fue aprobado por la Administración de Comida y Drogas (FDA por sus siglas en inglés) de Estados Unidos y las candidatas son todas aquellas mujeres que caen en el rango de beneficio clínico.

 

Las sesiones son de 30 minutos y el protocolo es de tres a cuatro sesiones, con un periodo de un mes entre cada una. Su costo ronda entre los $1.500 y $2.100.

comentarios

Categorias
Belleza & SaludTu Cuerpo